Volk und Bevölkerung – Pueblo y población

En la que debería ser la lengua materna de nuesta gente, existen dos conceptos que la dictadura de lo politicamente correcto, y por ende, la multicultura, intentan igualar y desconocer su diferencia. En la lengua de Cervantes, éstos conceptos están prácticamente equiparados, no así en el idioma de Goethe. La palabra alemana Volk significa pueblo en castellano. Pero no se refiere a la clase obrera, tampoco al vacío concepto burgués de orígen romano, en que el pueblo es una comunidad de individuos unidos por fines comunes. En alemán pueblo equivale a un grupo unido por lazos sanguíneos y culturales. En base al significado real de Volk, solo una persona etnicamente alemana, sería parte del pueblo alemán, sin importar si sigue las mismas leyes o es leal a un papel llamado Constitución, ley, etc. Mientras la palabra Bevölkerung, que en castellano equivale a población, hace referencia a los individuos que habitan en un lugar determinado, sin importar si estos son parte del mismo pueblo, o no. Y es aquí donde hoy se lleva a delante la lucha cultural en el lenguaje, con consecuencias graves, como la censura de aquellos que utilizamos correctamente la palabra VOLK.

Argentien, Chile, Brasilien. Völker? ¿Pueblos?

Los alemanes étnicos del Cono Sur, que somos de estos países y sus vecinos, como Paraguay o Uruguay, estamos acostumbrados a leer frases que hablan de pueblo chileno, pueblo paraguayo, pueblo argentino o nación brasileña.  ¡Frases que mienten!

Veamos de forma superficial el asunto por país. Paraguay es un país con una mayoría de población mestiza e indígena, a la que se suma una minoría eurodescendiente. Se identifican TRES GRUPOS totalmente distintos. Ellos componen la POBLACIÓN de Paraguay, pero el pueblo paraguayo no existe. Se puede hablar del pueblo guaraní, el pueblo mestizo, el pueblo europeo y dentro de estos, esta el pueblo alemán, muchos de los cuales siguen viviendo como alemanes en el corazón de Sudamérica.  El caso argentino da el mismo resultado, un pueblo argentino no existe, lo que hay es una POBLACIÓN argentina, compuesta por muchos pueblos, como por ejemplo: el pueblo hispano, el pueblo guaraní, el pueblo tehuelche, el pueblo Qom, el pueblo alemán del Volga, entre otros. Al otro lado de los Andes sucede lo mismo. Se creó el mito del pueblo chileno nacido del mestizaje. Que mestizos se autodenominen pueblo, es legítimo, pero no es legítimo que acaben con los demás pueblos del territorio. El pueblo chileno no existe, existe una población chilena, de la que forman varios pueblos parte: los hispanoamericanos, alemanes étnicos, mapuches/araucanos, pascuenses, mestizos (autodenominados chilenos), atacameños, etc.

Los países de América no son Pueblos, sino POBLACIONES, cuyos habitantes pertenecen a distintos pueblos. Un hervidero étnico que explica los conflictos sociales de la región.

La Volksdeutscher Bund promueve la existencia de los pueblos. Al defender nuestro derecho a la existencia, reconocemos el derecho a existir y desarrollarse de los demás pueblos del Cono Sur y el mundo. Pero nos oponemos categóricamente a la transformación de poblaciones heterogéneas en „pueblos“ plasticos. Ejemplo de ellos son las pseudonaciones chilena y argentina o brasileña. 

Si los alemanes étnicos deseamos seguir existiendo en el Cono Sur, debemos saber que no somos argentinos o chilenos o paraguayos. Nuestra identidad es alemana y se transmite por la sangre, no por el suelo.

Advertisements

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s