Terrorismo en París: la multicultura y su enriquecimiento

El pasado viernes un baño de sangre sacudía a París y toda Europa: el terrorismo islamista remeció al continente madre de los europeos como mejor lo sabe hacer: con terror.

¿Culpa del islam?

Hay algo claro: si los terroristas son islamistas y son originarios del medio oriente, sin importar que tengan o no un papel que los califique como „franceses“, hace al islam autor de este crimen. Esa es la explicación simple. Explicación que la prensa no entiende y trata de hacerlo ver de otra forma ¿Por qué? Porque dentro de su religiosidad multicultural, impuesta por el sistema, todo debe ideologizarse aun faltando a la verdad. La élite política, ya sea de derecha o izquierda, impregnada de multiculturalismo y buenismo, es incapaz de comprender que los seres humanos NO somos iguales y, como consecuencia, los pueblos tampoco. Ellos creen en la existencia de un „humano“ abstracto, cuyos principios se aplican a cualquiera, sin importar el medio, la historia de orígen, idioma,  cultura o etnia, ignorando completamente que todos esos elementos son claves a la hora de entender a las personas. Con esta lógica, son incapaces de comprender, que los únicos que promueven la internacionalización y el cosmopolitismo total, son las élites europeas. El Islam sigue pensando en la Yijad o guerra religiosa, viendo la masoquista política de puertas abiertas de Europa, como una oportunidad para dominar sin mayor esfuerzo.

Europa destruye Europa

París es una capital europea con diversos momentos de luz y de oscuridad. Uno de aquellos momentos de oscuridad fue la llamada „Revolución Francesa“, cuyo lema llama a la injusticia en la segunda palabra de su lema „igualdad“. Esta revolución fue una segunda cristianizacion anti cristiana de Europa. Mientras siglos antes los europeos con la espada y la religión defendían el continente de ataques no cristianos (contra el califato en España y Francia, contra los otomanos en las puertas de Viena, o aun más: intentaron recuperar Jerusalén en distintas oportunidades. A partir de la revolución francesa, Occidente entrará en un período cada vez más etnomasoquista, defendiendo lo no europeo, impregnandose de auto odio, obligándose a ver a todos como hermanos, aún cuando nadie ve a los europeos como hermanos. Esta segunda cristianizacion no se basa en lo heroico, ni humano del cristianismo, sino en lo anti natural, lo desligado de la escencia humana, como el otorgar la otra mejilla frente a una agresión, en vernos nosotros europeos (continentales y de ultramar), como hijos de segunda clase de dios.

Hoy podrían los políticos de Europa cerrar las fronteras, expulsar a los islamistas, incluso a todos los musulmanes, pero aún así Europa no se salvaría, ya que para hacerlo, debe eliminar lo podrido que se ha impregnado en su ser y se ha transformado en su distorcionada escencia.

El „poder“ de facebook

Después de cada atentado aparecen aplicaciones online para solidarisar con las víctimas, transformándose en un ritual, pedir por ellos, hablar contra el terror, violencia, discriminación, etc. Un cambio de foto de perfil unos clics y ya samos mejores personas. El mar de lágrimas innutiles que inundan Internet, demuestra lo controlable que son las ovejas del sistema, y hasta que punto esta podrida Europa. Llanto, llanto y llanto, ninguna palabra clara de defensa.

Los europeos solo nos podremos salvar como etnia, si nuestras mentes vuelven a ser europeas, si estamos dispuestos a defender lo nuestro, no sólo en facebook o Twitter. ¡Si es necesario luchar, se debe hacer, pero no debemos dejar que lo europeo desaparezca!

Advertisements

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s