¡Así no quiero hablar alemán!

 

tinta2El idioma alemán (Deutsche Sprache) es la lengua materna de nuestros ancestros y aquella que nos identifica como alemanes étnicos. Podremos no hablar alemán y aquellos que si, no hablarlo como nativos, pero siempre será éste idioma, el que haga palpitar más rápido nuestro corazón. El alemán no es una lengua estática, que permanezca casi invariable en el tiempo. Es un idioma nacido de dialectos, que ha cambiado durante toda su historia, logrando imponerse como lengua estandarizada en Alemania gracias al nacionalismo romántico del siglo XIX.

Como todo idioma el alemán ha ido cambiando generación tras generación, sin perder sus raíces germanas y la indiscutible influencia greco-latina hasta llegar al siglo XXI, siglo que ha sido nefasto para el idioma. Alemania se ha convertido en un paraíso de inmigrantes, con jóvenes cada vez más desligados de su identidad, una economía global dominada por el inglés. Este fenómeno también afecta a otros germano-parlantes como Austria o Suiza. La inmigración masiva, ha creado guetos sociales y con ellos, islas culturales y lingüísticas en las ciudades más grande del país (no solo Berlín). En estos barrios dominan idiomas como el turco y el árabe, llegándose al absurdo de pegar afiches electorales en esos idiomas en periodo electoral. Una frase muy conocida entre este grupo que se ha extendido entre los alemanes de bajo nivel educacional es „ich schwör’s dir“ que en castellano sería „te lo juro“. Los alemanes no juran por cualquier cosa, pero grupos muy religiosos como los musulmanes si lo hacen y la pronunciación hace notar ese origen oriental.

Hay otro hecho que llama mucho más la atención y afecta a los hablantes nativos del idioma (Deutschmuttersprachler) y es la influencia del idioma inglés en el alemán cotidiano. El idioma de los anglo-sajones ha dominado la escena mundial. Quien desea ser exitoso debe tener una noción mínima del idioma. Para viajar lo mismo. Antes aprendían países pequeños con grandes vecinos, como Holanda o Luxemburgo, francés y alemán. Hoy basta con saber inglés. La influencia de éste idioma se inicia en Alemania y el resto del espacio germano-parlante con los medios de comunicación y lógicamente la ocupación británico-estadounidense que impuso el „American way of life“ en Europa occidental. Hoy se manifiesta en las traducciones de series, donde no se traducen ni daddy (Papa), ni mom (Mama), se saluda con „hi“ y se despide con „bye“, ellos van a la city y no a la „Stadt“ y viajan a través de la Highway en vez de la Autobahn. Ahora en la misma Alemania la gente saluda cada vez menos con „hallo“, „servus“, „moin“ o „Grüß dich“ informalmente, ahora basta un „hi“, para despedirse prefieren un „ciao“ en vez de „tschüß“, porque tschüß en opinión de muchos „suena muy fuerte“. Cuando van a la ciudad o en las grandes ciudades al centro, van a la City no a la Stadt o Innenstadt. Para Innenstadt (centro), se latinizó el término en los treinta con „Zentrum“, que esta más extendido que „Innenstadt“ (palabra alemana por excelencia). En la ciudad los negocios ya no se llaman Geschäft, sino Shop. Hay periódicos que caen en extremos: cambian Flughafen por Airport, Geschäfte por Business, Aufbauen por Konstruieren. En la economía palabras como Exportieren o Importieren reemplazaron casi de forma definitiva a las más nativas Ausführen y Einführen. Job reemplazó a Arbeit y Manager a Geschäftsführer.

Hay muchísimos más ejemplos, pero esos son algunos de los cotidianos. Aquí deseamos mencionar también la latinización extrema del alemán a día de hoy. Esto es simple: los verbos terminados en „ieren“ son de origen latinos. Muchas palabras nuevas son creadas de esta forma, por ejemplo: fotokopieren. Pero muchos verbos alemanes clásicos están siendo reemplazados por esta forma gramatical, y eso es preocupante. Muchos pueden considerarnos exagerados, pero nosotros deseamos hablar alemán y no „Dengleutsch“.

Advertisements

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s